Sumerge tu boda en el romanticismo que evocan las bodegas más antiguas de Jerez. Regresa al siglo XVIII sin renunciar a los mejores equipamientos del nuevo siglo.